Responsive Menu
Add more content here...

¿Qué son los prejuicios?

Los prejuicios son ideas preconcebidas que dictaminan de un modo general sin haber interactuado directamente con el objeto o un grupo social, definiendo una imagen distinta a lo que realmente es. Simple, esto necesita un trabajo arduo educativo y cultural para poder discernir qué es el verdadero juicio aceptado universalmente. Además, es dificil distinguir a primera vista quién es cada uno y si realmente lo que pensabamos antes de conocer, concuerda cuando ya lo conocemos.

Los juicios se forman por la lógica aristotélica:

  1. Todos los animales son mamíferos.
  2. Mi perro es un animal.
  3. Por lo tanto, mi perro es mamífero.

Las premisas forman parte del prejuicio, puesto que estos son elementos dispersos de experiencias recibidas, la cual compilas todos los hechos y obtienes una conclusión (método inductivo). Si han sido experiencias desagradables, ¿qué juicio obtendrás?

Una paradoja:

  • “Si tiene patas de conejo, ojos de conejo, pelo de conejo, es porque es un conejo”.
  • “Si el río suena, es porque piedras trae”.

Nuestros juicios se van formando desde que nacemos, en la niñez creemos que es gordo porque come mucho, o una niña con pantalones es un varón. Al tiempo vemos el qué, cómo y por qué se forman estas cualidades. Al pasar adultos, ya tenemos que establecer ideas verdaderas, y si no llegamos a recibir respuestas lógicamente concretas, más bien estaremos alimentando nuestro prejuicio.

La formación de las ideas erradas va de la mano con los medios de comunicación. Si no se está preparado para discernir los mensajes y su intencionalidad, obtienes imagenes distorsionadas. Y al interactuar con el objeto, ya tengas una respuesta formulada.

En otro punto, en Venezuela no existen problemas de racismo o religión (es raro que lo haya), sino de política y otros factores que son graves. Se tiene un prejuicio: si una persona está bien económicamente, es porque es chavista. Si es funcionario público (sin importar su cargo), roba o hace corruptela. Si se hace decir “socialista” (que acepte la ideología), es una persona fuera del razonamiento. Por esto, los verdaderos culpables cuello blanco se escoden bajo estos prejuicios sociales, haciendo arte de la manipulación y echando la culpa a otros.

  • Yo sí tengo mis prejuicios ¡señalenme, pero es así! Ley de supervivencia.

Cuando ando por una calle sola y veo a un muchacho vestido desaliñado con gorra, delgado, morenito, con piercing, bermudas, caminando rápido, directamente lo identifico como sospechoso, me pongo alerta, vigilo bien sus pasos y calculo los míos. Al igual evito sentarme a su lado en una buceta ¡No vaya ser que vaya a pegarme un atraco!

También he sido parte acusada de los prejuicios, por eso trato de vestirme con lentes, aseado, hablar educadamente, para desviar la atención. Pero al andar en una zona pobre, hago todo lo contrario.

About The Author

Blogsite (Español)