Responsive Menu
Add more content here...

Tener más respeto en la prisión. ¿Cómo se logra?

No tengo evidencias que te pueda mostrar y confirmar, sólo me soporto bajo algunas charlas que he escuchado en la calle, comentarios de otros sin intervenir directamente en el tema. Es Venezuela, y todo el tiempo lo escucho. Pero te puedo relatar las siguientes:

  1. Si matas a un funcionario de seguridad: ya sea policías, militares, detective de criminalistica. En las prisiones, es muy bien visto esas acciones, representa un rango distinguido.
  2. Si matas algún criminal famoso: te enfrentaste alguna banda y lograste dominar al líder del grupo, decidiendo su vida y la de sus acólitos.
  3. ¿Qué utilidad puedes brindar a una carcel?: varía de los servicios que puedas aportar a la comunidad. Es relativamente respetado el oficio que puedas asumir en estos lugares, ya que depende de tí las contribuciones ejecutadas. Si quieres hacer por las buenas, como limpiar, afeitar, reparar infraestructura, cocinar, etc. Al fin y al cabo eres útil en una función que muchos necesitan, no se meten contigo e incluso tendrás protector. Los antecedentes delictivos influyen en el destino que se desembocará en las cárceles.

Si fuiste a la prisión por alguno de los crímenes a mencionar, puede que te encarguen para que desarrolles aquellas habilidades (ganas respeto):

  • Estafador: de inmobiliarios, paquete chileno, esquema Ponzi. En las prisiones, forman a ser parte de ser negociador.
  • Tratador de blancas: forman a ser proxenetas, o personas que captan y facilitan prostitutas a los recintos.
  • Venta de estupefacientes: como facilitador de drogas y creación de sustancias.
  • Robador de autos: en sus buenos oficios, como mecánicos de autos.
  • Asesinato: forman a ser matones, protectores, sicarios, torturadores.

A los que NUNCA RESPETAN:

  • A los violadores: en todas partes del mundo es mal visto, sobre todo si el delito fue en contra niños o mujeres. Los mismos reos deciden por sus vidas.
  • A los que no se acoplan a la cárcel: dentro de las prisiones, existen ciertas reglas qué cumplir, tanto en la ley consuetudinaria (normas jurídicas no escritas, pero que por hecho se cumple) determinado por la comunidad y el líder. Como el tal caso, la negación a pagar mensualmente por las estadías a los líderes, o rebelión contra el grupo imperante.

Obviamente, aplicar técnicas de relaciones intrapersonales es indispensable como todo lugar para adquirir respeto, además de observar bien, distinguir y obedecer los valores que se determinan, es decir, las vestimentas, los modismos de lenguaje, las jerarquías de mando, las misiones propuestas.

No son los mismo valores de los Mara Salvatrucha a que Primeiro Comando da Capital, unos se especializan en ciertos trabajos, aunque cada delincuencia organizada siempre tienen iguales similitudes en sus operaciones y Modus Operandi.

Entrar en esos mundos penitenciarios es una universidad del delito.

About The Author

Blogsite (Español)